Como directivos de una empresa como Persax, que atiende principalmente a los elementos de la envolvente y la importancia de ésta en el posible ahorro energético y por tanto en el gasto final, nos sigue sorprendiendo cómo a día de hoy seguimos sin prestar la atención que merece a los elementos que forman parte de la fachada de nuestra vivienda. En concreto, nos referimos a los elementos arquitectónicos que colocamos en los huecos de las paredes, como son ventanas, persianas, toldos, cortinas, etc.

Uno de los principales objetivos de estos elementos es proteger los recintos de la intemperie y dotar a las estancias del equilibrio necesario para habitar en ellas. Es un hecho que, ante las temperaturas bajas que nos acompañan en invierno, la calefacción se convierte en la gran protagonista y con ella también el recibo de la luz, que cada vez asciende más, pues en la actualidad supone el 47% del gasto eléctrico en el hogar.  Lo menos conocido por los usuarios es que el aislamiento juega un papel fundamental a la hora de reducir el consumo energético y proteger nuestras estancias de las bajas temperaturas exteriores. Si se utilizan de forma correcta los elementos de protección solar y se cuenta con un buen aislamiento, se puede evitar hasta un 50% de fugas de calor, ya que éste puede escaparse a través de ventanas y acristalamientos, marcos y molduras de puertas y ventanas, lamas y cajones de persianas, etc. Evitar facturas de luz demasiado elevadas, así como un consumo mucho más eficiente y responsable de la energía es uno de los objetivos fundamentales de cualquier hogar.

En este sentido, y para conocer cuál es el estado del aislamiento de nuestro hogar, debemos comprobar si  existen fugas en los huecos de las paredes alrededor de la persiana, o a través del cajón de ésta. Para ello, basta con realizar una simple comprobación que suelo recomendar a todo el mundo, por su alta eficacia y su sencillez. En primer lugar, quitamos el frontal del cajón de persiana, dejándolo totalmente al descubierto. A continuación, cogemos una simple vela encendida o un mechero con llama y lo movemos a lo largo del cajón. Si la llama de la vela se mueve, significa que el aire entra por algún rincón del cajón de la persiana y, por lo tanto, ya tenemos localizadas las fugas para poder actuar en consecuencia.

En muchas ocasiones, el usuario pasa por alto que las ventanas y el cajón de la persiana son, casi siempre, los puntos débiles de la calefacción, dada la gran cantidad de energía que se escapa a través de estos elementos y la gran cantidad de frío que se puede llegar a filtrar.

Una de las posibles soluciones que podemos adoptar en casa, con materiales sencillos y accesibles a todo el mundo, es rellenar los huecos alrededor del cajón de la persiana en los que existan fugas, con materiales aislantes, como puede ser cartón o poliuretano o cualquier otro tipo de material similar. De esta manera, disminuiremos las fugas que provocan las filtraciones de aire desde el exterior, en el caso de que no tengamos previsto cambiar la equipación arquitectónica de nuestra casa, aunque sin duda lo mejor es incorporar elementos de protección solar que consigan este aislamiento, sin necesidad de parches.

Y es que optimizar la energía de nuestro hogar es imprescindible para conseguir el confort y la calidez que requieren nuestras casas. Como consumidores responsables, consideramos que para hacer un uso responsable de la energía en nuestras estancias es fundamental conservar la temperatura ideal de nuestros hogares, aprovechando la luz natural y evitando perder energía.

Lo  más recomendable en caso de tener fugas, es  mejorar la calidad de los materiales que componen nuestras estancias y hogares, y en concreto, referente al aislamiento. En este sentido existen tres aspectos que hay que tener en cuenta: la lama, el cajón y el motor de las persianas. En cuanto al cajón de persiana, hay que prestar una especial atención, ya que no todos los que existen en el mercado son iguales. Para ello hay que conocer cuál es su coeficiente de transmitancia térmica (U), que es el flujo de calor (W) entre la superficie (m2) y la diferencia de temperatura (K). De este cálculo se obtiene un resultado, y cuanto menor valor resulte, mayor es su eficiencia. En una ventana de buena calidad, el coeficiente de transmitancia térmica es de  2W/m2K, por tanto el cajón tiene que tener, al menos, el mismo valor para que no se produzcan pérdidas de calor/frío en la vivienda. El nuevo cajón Energy que hemos incorporado en Persax Grupo, posee valores de aislamiento térmico y acústico muy elevados (1,20 W/m2k), lo que lo convierte en una de las mejores opciones que existe actualmente en el mercado, ya que está diseñado  para asegurar la certificación energética, aportando un mayor ahorro de energía en la vivienda y evitando que el aire frío o cualquier inclemencia se adentre en el recinto. De hecho, en Persax estamos en constante investigación con nuevos materiales que supongan una mejora térmica y sean térmicamente mejor aislantes, consiguiendo así un mayor ahorro energético.

 

Otro aspecto que contribuye eficazmente a mejorar el aislamiento de la ventana es la lama de persiana. Es poco conocido el dato de que con un simple gesto como abrir o cerrar una persiana se puede controlar la temperatura de la estancia en varios grados, así como la entrada de ruidos desde el exterior. En este sentido, lo más aconsejable son las lamas de aluminio perfilado rellenas de poliuretano, en especial los modelos de alta densidad, que se caracterizan por su alta resistencia debido a su mayor densidad de poliuretano, proporcionando a la ventana una excelente resistencia térmica y, por tanto, mayor eficiencia.

Y por último la utilización del motor como sistema ideal de accionamiento para subir y bajar la persiana, ya que su instalación dentro del cajón permite que no haya ninguna apertura por donde se pueda filtrar el aire, como pueden ser el recogedor, pasacintas, etc.

Todos estos consejos y recomendaciones son imprescindibles para optimizar la energía y mantener nuestras estancias con la calidez y confort que buscamos.

Artículos Relacionados

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies